jueves, 14 de enero de 2010



GINEBRA (AP) - Naciones Unidas informó el jueves que rescatistas y provisiones de emergencia están entrando a raudales en Haití procedentes de todo el mundo, pero que los trabajadores de ayuda están topándose con problemas graves al tratar de localizar a personas atrapadas bajo los escombros o al alimentar a los sobrevivientes hambrientos.

Muchos de los desesperados sobrevivientes del terremoto, que temen que haya más temblores, están ocupando caminos y retrasan el transporte de alimentos y otra ayuda crucial.

La Organización Mundial de la Salud dijo que los fuertes daños sufridos por al menos ocho hospitales en Puerto Príncipe están retrasando la capacidad de los médicos para atender a miles de heridos.

Varios hospitales del área se derrumbaron por el terremoto, pero la organización Médicos Sin Fronteras halló un par en buenas condiciones y está atendiendo a cuantas víctimas pueden.

FOTOS, CORTESIA REUTERS

No hay comentarios: