viernes, 11 de septiembre de 2009





Un nuevo capítulo en la historia de la humanidad empieza a escribirse la mañana del martes 11 de septiembre. Muy temprano, dos aviones comerciales secuestrados por comandos suicidas islámicos se estrellan contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York; en seguida, otro aparato comercial destruye, en Washington, una ala entera del Pentágono. Un cuarto avión se estrella en Somerset, al este de Pittsburgh. Los muertos se cuentan por miles.

Con el ataque Bush adquiere un rol protagónico mundial cuando pone en marcha una estrategia de terror, que amenaza tanto las garantías individuales de los estadunidenses como la integridad de Irak y Afganistán. En el fondo, la supuesta cólera de Bush lo que busca es adueñarse de las reservas petroleras iraquíes e instalar un gigantesco gasoducto a través del teritorio afgano.

INFORMACION DE "LA JORNADA" EN 2001.

1 comentario:

elena dijo...

Ciao.
lascio un saluto a te che passi dal mio blog: ciao e benvenuto!!

elena